Operaciones Cash Free Debt Free (CFDF)

Uno de los principales quebraderos de cabeza o sudokus financieros en las operaciones corporativas son los ajustes de precio derivados del análisis de tesorería y deuda.

Así, es muy común realizar ajustes teniendo en cuenta las diferentes partidas que suponen tesorería y que por tanto juegan a favor del vendedor y aquellas que suponen deuda o pasivo financiero y que, al asumirlas el comprador, deben ser tenidas en cuenta en el precio de la operación.

La dificultad de esta operativa ampliamente aceptada estriba en los conceptos que han de incluirse como tesorería y como deuda en dicho ajuste de precio.

Y, como norma general, es muy importante que se anticipen dichas cuestiones lo antes posible para no poner en peligro la operación en un futuro cuando la inversión en tiempo, honorarios, estudios y negociaciones haya sido ampliamente desarrollada con el coste que ello implica para ambas partes. Ya que este asunto es un verdadero deal killer.

Así, es oportuno plantear estas cuestiones al inicio de las negociaciones o incluso en la propuesta inicial si fuera posible.

Son varios los conceptos que pueden generar controversias durante el periodo de negociación lo que llevará, sin lugar a dudas, a puntos de desacuerdo que pueden debilitar y agotar la paciencia de las partes implicadas en la negociación con el consiguiente cabreo, mosqueo, frustración y, en última instancia, la ruptura de negociaciones y finalización de la operación.

Para que ello no ocurra es importante delimitar los siguientes conceptos:

1. Conceptos a negociar sobre su inclusión o no como posición de tesorería:

  • Cheques y otros cobros pendientes (por ejemplo, por tarjetas de crédito)
  • Caja operativa (sobre todo en empresas con fuerte componente de caja como en el sector retail)
  • Retenciones bancarias o de efectivo derivadas de operaciones de aval, depósito u otras razones (por ejemplo, scrows accounts).
  • Tesorería en divisas o en cuenta extranjera

2. Conceptos a negociar sobre su identificación de deuda de la empresa:

  • Intereses pendientes,
  • Comisiones devengadas pero no pagadas
  • Pasivos contingentes fiscales, con empleados (indemnizaciones, bonus, beneficios sociales, planes de pensiones, etc.) o de tipo legal, medioambiental o similar.
  • Cheques emitidos pendientes de pago
  • Ingresos  anticipados,
  • Importes pendientes por tarjetas de crédito
  • Depósitos o fianzas de clientes por la operativa de la empresa

Como se puede apreciar en las relaciones anteriores, existen multitud de conceptos que es conveniente anticipar a la operación y que pueden modificar el precio de partida de manera significativa según se adopte una posición u otra.

Por tanto, la labor de un profesional que establezca estas reglas al principio y permita coordinar las negociaciones en base a estos conceptos es una garantía para el éxito de la operación con el consiguiente ahorro de costes, desencuentros y problemas varios.

Un comentario en “Operaciones Cash Free Debt Free (CFDF)”

  1. Buen artículo para tener en cuenta.
    Saludos.

Comments are closed.